La cirugía estética como cuestión de salud - Petitami
411
post-template-default,single,single-post,postid-411,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-16.2.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

La cirugía estética como cuestión de salud

Con cierta frecuencia  vemos en los medios programas sobre operaciones de cirugía estética. A veces esmerados, con propósitos informativos o divulgativos, pero más a menudo exagerados y morbosos en que frecuentemente hay dos bandos que se enfrentan en un “a favor” y un “en contra” de la cirugía estética, reforzados por testimonios de personas operadas, otras pendientes de hacerlo o de otras que pueden haber sufrido diversos incidentes en operaciones.

A parte de rechazar el formato de estas producciones, con una maniquea diferenciación entre partidarios y detractores, sin términos medios (que los hay, pero que se hacen callar porque lo que interesa es el grito y la pelea, no el debate y la reflexión), me doy cuenta como todavía prevalece el desconocimiento y la desinformación, con una profusión de lugares comunes, medias verdades y malentendidos realmente preocupante.

En ningún momento se habla de salud, ni por parte de los pretendidos expertos, cuando los hay, generalmente partidarios absolutos del “si eres mayor de edad y puedes pagarlo, háztelo”, ni de los detractores, más ocupados en acusar a los favorables de ser sólo unos gregarios de la moda sin personalidad que de dar razonamientos, ni evidentemente de los partidarios acérrimos, seguidores de la modernidad y la libre elección.

La frivolización de la cirugía estética, el sentimiento de que es fácil y de resultados seguros, de que el triunfo personal está garantizado si tienes más busto, menos caderas o más labios, sólo interesa a aquellos personajes sin escrúpulos que han hecho de esta especialidad una simple actividad comercial. Esta es la mejor manera de que queden multitud de personas desengañadas, frustradas o resentidas porque no se cumplió aquello que les habían prometido o habían soñado, o que habrán de llevar cicatrices o secuelas que no esperaban.

Operarse de estética no es ni bueno ni malo. Tiene sus indicaciones, sus contraindicaciones y sus limitaciones. Por eso es importante un buen asesoramiento, tan lejos de la banalización como de la estigmatización, realizado desde la prudencia, el dominio de la especialidad y la honestidad profesional. Cuanta más información veraz tenga el paciente, más libremente podrá escoger y valorar qué puede esperar de una operación de cirugía estética.

Esta es la gran responsabilidad de los cirujanos plásticos: Velar porque la información sea clara, completa y si hace falta, cruda. Y no olvide que el mejor médico no es el que no le habla de los posibles problemas, sino el que los tiene bien presentes para poderlos evitar.

  • Anteriormente hemos recalcado la importancia de ejercitarse de forma regular, por más mínimo que sea pero hacerlo sobre una base diaria....

  • Unos abdominales fuertes son esenciales tanto para tener una buena postura como para evitar problemas con la parte baja de la espalda y la zona lumbar. Los abdominales son también el centro de la belleza física. Cualquier persona con un estómago fino consigue un buen cuerpo....



Zamonier | Seo Consultant